sociotipo

 

 

INVESTIGACIÓN

 

INVESTIGACIÓN

CUESTIONARIO DEL SOCIOTIPO

Se ha desarrollado un cuestionario específico (SOCQ) sobre el sociotipo El artículo científico en que se describe y se valida dicho cuestionario, referido a población adulta, se puede encontrar en el siguiente link.

 

ACTUALIDAD

 

ACTUALIDAD

NOS GUSTA HABLAR

El Ayuntamiento de Zaragoza inauguró el pasado 6 de noviembre su primer espacio “Nos Gusta Hablar” en el Centro de Mayores Santa Isabel. Este es el primer paso dado para implementar los resultados del estudio del sociotipo llevado a cabo por el Grupo de Bioinformación (IACS-IIS Aragón).

¿QUÉ ES EL SOCIOTIPO?

“NOS GUSTA HABLAR”: Tenemos unas necesidades diarias de comunicación personal, cara a cara, que son innegociables. De ellas depende nuestro bienestar emocional y nuestra salud general. 

Las últimas investigaciones epidemiológicas han demostrado que la soledad es el principal factor de riesgo en salud mental, especialmente para las personas mayores (Lisa Berkman, John Cacioppo).

El Sociotipo significa la naturaleza social del hombre: formaría una tríada definitoria de nuestra especie junto con el genotipo y el fenotipo.

El Sociotipo comprende el conjunto de relaciones sociales en las que se desenvuelve la persona de modo regular en cada etapa de su vida: desde la adolescencia y la juventud a la madurez y la senectud. 

 

coffee_break_finnish_railway_officers_group_in_1955_helsinki
city_light_employees_on_coffee_break_1960sgrande

En las ilustraciones adjuntas, de los años sesenta, se aprecia cómo empleadas de una oficina y trabajadores ferroviarios descansan de su jornada laboral, dedicándose a socializar, a hablar entre ellos, en un caso en un ambiente más claramente femenino y en el otro más masculino.

El Sociotipo representa tanto los lazos sociales del individuo como el tiempo de comunicación que les dedica y la satisfacción que obtiene.

Es decir, la estructura global de relaciones y sus procesos de actualización, básicamente mediante la conversación cara a cara.

Una cierta medida de la "eficacia" del Sociotipo se calcularía como el Sumatorio del  Nº de relaciones × Tiempo medio dedicado × Satisfacción media obtenida.

Sociotipo eficiente =  Σ Ri × Ti × Si.

De hecho cada persona establece su propio "mix" de relaciones diarias entre sus distintos círculos de relación. Según la personalidad y según las distintas culturas (y también es fundamental el género) se establece una  notable convergencia de valores entre el número medio de relaciones sociales de las personas en sus distintos círculos (básicamente: familia, amigos, conocidos, relaciones de trabajo o estudios) y también en el tiempo que se dedica a hablar (preferiblemente cara a cara).

Diversos estudios cuantifican el número de estas relaciones dentro de un margen bastante estrecho, p.ej., se habla del número de Dunbar, que es el máximo de conocidos con los que las personas se pueden relacionar confortablemente (unos 200). Sin embargo este tema no está suficientemente investigado todavía.

 

La necesidad de comunicarnos es perentoria: la soledad es una de las situaciones más difíciles de sobrellevar para el ser humano. Sentirse excluido no sólo se refleja en el cerebro con la misma activación en áreas similares que el dolor físico, sino que va acompañado de un sentimiento semejante. La soledad es un problema creciente. En esta era de la información, de individuos hiperconectados por las nuevas tecnologías, paradójicamente ha disminuido el número de relaciones sociales satisfactorias y el tiempo que dedican a hablar cara a cara las personas.

A escala internacional diversos indicadores relacionados con la infelicidad están en alza (depresión, ansiedad, suicidios, familias desestructuradas), mientras que indicadores de la felicidad como la satisfacción con la vida, el bienestar o la satisfacción personal, se sitúan hoy por debajo de los valores de décadas anteriores. El autor Robert D. Putnam lo ha ilustrado dramáticamente en su obra magistral Bowling Alone.

 

 

pokemon-1553971_1280
captura-de-pantalla-2016-09-23-a-las-13-10-58
captura-de-pantalla-2016-09-15-a-las-17-09-46

¿QUÉ CLASES DE SOCIOTIPO PODEMOS IDENTIFICAR?

Esto es, el sociotipo (¿cuánto hablas? ¿con quién hablas?) caracteriza a la especie humana de manera similar a cómo la caracterizan el genotipo y fenotipo, que también manifiestan una constancia fundamental pese a su amplia variabilidad. ¿Cuál sería la variabilidad propia del sociotipo?

El sociotipo se desarrolla a la par del desarrollo físico de la persona: a lo largo de su ciclo de vida, existirían sociotipos característicos para la adolescencia, la juventud, la edad adulta y para las personas mayores. Constituye un arco que se desarrolla en paralelo al ciclo de vida. 

En la adolescencia se empieza a construir un sociotipo propio diferenciado de los padres y la familia (con cambios dramáticos y una explosión de amistades e interacciones), que luego durante la juventud y la madurez se consolidan alrededor de los promedios antes mencionados, hasta la vejez en la que prácticamente el sociotipo colapsa. En cada etapa el sociotipo manifiesta rasgos críticos y problemas específicos para llegar hasta un desarrollo acorde con las preferencias de cada individuo.

En cada caso concreto, el sociotipo depende también, aparte del género y de la edad, del tipo de personalidad, la profesión, la clase social, el lugar de residencia  (urbano/rural), del medio cultural, del estado de salud... En los estudios de campo realizados se pueden apreciar ya algunas de estas diferencias.